22/11/2017
Bienestar y tecnología: tecnologías que nos hacen bien
Emprendedores en el área tecnológica, expertos en salud mental e investigadores del CONICET compartieron con los presentes cómo las TIC impactan en la calidad de vida de las personas.
CONICET Fotografía.
descargar

En el auditorio del Centro Cultural de la Ciencia (C3) del Polo Científico Tecnológico, se llevó a cabo la conferencia “Bienestar y tecnología: tecnologías que nos hacen bien”, organizada por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCyT) y el Ministerio de Desarrollo Social.

Jorge Aguado, secretario de Planeamiento y Políticas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, estuvo presente durante la apertura. “Desde el Ministerio, venimos trabajando en generar un puente entre organismos públicos y privados y el sector científico-tecnológico, para que el conocimiento sea utilizado en pos de llegar a un bienestar mayor”, expresó. También hizo referencia a que “hay que complementar lo que vienen haciendo los institutos del CONICET, las universidades y el sector privado, para lograr un trabajo conjunto integrado de innovación abierta multidisciplinario que genere nuevas y mejores soluciones y tecnologías para tener una mejor vida”.

El primero en exponer fue el doctor Andrés Roussos, investigador del CONICET y co-director de Lipstic, centro que tiene como misión desarrollar productos tecnológicos que apunten a la innovación en salud mental utilizando las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) como herramienta de trabajo.

“La tecnología atraviesa todos los niveles de nuestra vida; puede proveernos de un estado de cosas que se asocia con el bienestar, pero también puede provocarnos malestar. La frase la información es poder solo es cierta si la población accede a la misma, la entiende y la puede aplicar”, sostuvo el investigador.

También hizo referencia a las distintas tecnologías que hoy en día tenemos disponibles: aplicaciones para Smartphone, wearables –como relojes inteligentes, apps que miden la frecuencia cardíaca o chips–, realidad virtual y aumentada, Internet de las cosas y ciudad inteligentes, big y small data y portales webs.

“La tecnología no viene a reemplazarnos. La idea no es reemplazar aquello que queremos y podemos hacer, sino aquello que no podemos hacer y queremos”, concluyó.

El cierre de la conferencia estuvo a cargo de Agustín Ibáñez, investigador del CONICET en el Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (INCYT, CONICET -INECO- Fundación Favaloro), quien realizó un racconto de las diferentes formas en las que la innovación tecnológica y no tecnológica se conecta en la actualidad al desarrollo de las neurociencias, a las que definió como “un telescopio para ver el universo de la mente”.

Ibáñez disertó sobre cómo las neurociencias pueden colaborar en diagnósticos de salud, vincularse a procesos de educación y aprendizaje o incluso a hacer a las personas más buenas o más inteligentes a través de la estimulación cerebral no invasiva.

El investigador destacó la labor del equipo de trabajo que dirige en el INCYT en el estudio de las bases cerebrales de la cognición. No obstante, afirmó que el desafío que afrontan ahora es pode llevar las neurociencias afuera del laboratorio.

También participaron:

-Malena Braun, co-directora de Lipstic y moderadora del evento, se refirió a la falta de contacto que muchas veces existe entre las personas involucradas en tecnología y bienestar. Por este motivo, destacó la importancia de generar eventos donde se den a conocer lo que pasa en Argentina en esta materia.

– Manuel Gomez D´hers, Customer Experience Manager de StarmeUp de Globant, se refirió al cambio de paradigma de las organizaciones, el cual hace foco en el bienestar de los empleados. La transformación digital y cultural permite adaptar los espacios de las oficinas, aumentar los beneficios de los colaboradores y trascender las fronteras geográficas.

– Pablo Fiuza, CEO en Qservices SRL y coordinador general en Proyecto DANE, dialogó con los presentes sobre las tecnologías para la inclusión. Proyecto DANE ofrece proyectos tecnológicos innovadores que facilitan el aprendizaje de las personas que poseen alguna discapacidad intelectual.

-Hugo Hirsch, Socio Director del Centro Privado de Psicoterapias, destacó diferentes formas en que los desarrollos tecnológicos pueden potenciar los efectos beneficiosos de las psicoterapias, tradicionalmente concebidas como la relación entre un terapeuta y un paciente.

-Pablo Franzetti y Gonzalo Aizpun, respectivamente CEO y CTO de Umewin –empresa con responsabilidad social que distribuye el 10 por ciento de sus ingresos entre causas sociales- contaron su experiencia en el desarrollo de una plataforma de publicidad digital personalizada para smartphones.

Fuente: http://www.conicet.gov.ar/bienestar-y-tecnologia-tecnologias-que-nos-hacen-bien-2/