22/06/2018 | CONFERENCIA
Científicos debatieron sobre el rol de la creatividad y su relación con la educación y la toma de decisiones
Fue durante la conferencia “Ciencia, Tecnología y Sociedad”: Creatividad e innovación basada en el conocimiento.
descargar

El auditorio de la Fundación INECO fue el lugar elegido para realizar la conferencia “Ciencia, Tecnología y Sociedad”. Teniendo en cuenta que, en la historia de la humanidad, la ciencia y la tecnología impactaron profundamente en nuestra sociedad, este ciclo de conferencias se abocó a discutir el rol de la creatividad -cómo medirla, cómo enseñarla-, la ciencia traslacional, la innovación cultural, las neurociencias y los behavioral insights dentro del proceso de innovación.

El evento contó con la participación de los directivos de las principales instituciones de estudio de la materia a nivel internacional. El grupo de disertantes estuvo conformado por el director de la Fundación INECO, Dr. Facundo Manes, el coordinador de la Plataformas de Neurociencias Cognitivas y Ciencias de la Conducta, Dr. Agustín Ibañez, el director del Marconi Institute of Creativity, Dr. Giovanni Corazza, el director de la Escuela de Ciencia y Tecnología (ECyT), Dante Chialvo, Axel Brzostowski, científico de datos, e Iván Spollansky, quien se desempeña como CEO  del Grupo INECO.

La conferencia inició con una introducción dictada por el Dr. Manes, en la que se remarcó la importancia de la relación entre el Instituto Marconi y los estudios de creatividad realizados en Argentina. Luego, Giovanni Corazza hizo su exposición: la primera parte fue dedicada a desarrollar cuál es el camino de la creatividad. A través de diferentes metáforas, Giovanni explicó que para llegar al momento creativo hay que ser persistente y creer en las propias ideas. “Hay muchas formas de subir un árbol, nadie te puede decir cuál es la mejor, sólo hay que explorar”, dijo el expositor. “El proceso creativo es dinámico y, a priori, invisible e impredecible”.

Con el camino de la creatividad ya marcado, el Dr. Corazza se adentró en la relación de la sociedad con la información e internet. Planteó el recorrido desde una sociedad industrializada (donde la especialización era necesaria), hacia una sociedad de la información (caracterizada por la flexibilidad y la personalización) y terminó en la sociedad actualidad, de la post-información.  “La frase `todo el conocimiento está en internet` no es cierta. La manera de hacer la diferencia es crear algo nuevo de todo ese conocimiento compartido”.  Esta etapa social, según indicó, está caracterizada por la hiper-inteligencia y la hiper-conectividad, lo que para el especialista debería verse reflejado en la educación: “que se aboque a la experticia en el control de la inteligencia artificial, en la calidad humana y entender la creatividad para sobrevivir”.

El Dr. Agustín Ibáñez fue el segundo orador de la jornada y expuso sobre Mind Eco Labs (MELS), un grupo de investigadores e innovadores en Chile y Argentina, vinculados a diferentes redes de investigadores –entre ellas la PENCO- y centros asociados. El objetivo de esta articulación es “aplicar las neurociencias desde el enfoque de innovación cultural”, explicó el Dr. Ibáñez. Los trabajos realizados en este contexto están orientados a la generación de valor en ámbitos públicos y empresariales aplicando conocimientos sobre la conducta humana provenientes de la neurociencia, la psicología social, y la ciencia cognitiva con aportes de la ciencia traslacional y modelos de innovación cultural y data analytics. El lugar de las neurociencias en este ámbito, dijo, es el de investigar cómo pensamos y cómo decidimos para tomar mejores decisiones, lo que se engloba en el término behavioral insight.

Los experimentos que se hacen en Mind Eco Labs tienen que ver con el testeo de las ideas con herramientas de analítica. Se realizan living labs con design thinking. Desde MELS, explicó Ibañez, se brinda asesoramiento y capacitaciones a diferentes instituciones y empresas, con el objetivo de lograr la mejora en la creatividad y la toma de decisiones.

Por su parte, el director de la Escuela de Ciencia y Tecnica, Dr. Dante Chialvo, realizó una presentación donde reflejó las tensiones entre creatividad y complejidad (creativity vis a vis complexity). Definió a la creatividad, en concordancia con lo expuesto por el Dr. Corazza, como un proceso colectivo de transformaciones. Mostró, en cambio, cómo la complejidad se halla en el medio del orden y del desorden: “Es un `punto crítico` de cambio que luego se estabiliza”, dijo.

Para ilustrar que estos dos conceptos son parte del mismo proceso, el Dr. Chialvo expuso un ejemplo de investigación de creatividad y complejidad en cuatro mil pinturas impresionistas del siglo XIX. Los cambios que se observaron en la producción artística a lo largo de los años, dijo, representan un quiebre con las ilustraciones del recentismo. La inclusión de la fotografía obligó a los artistas a repensar sus pinturas. “Este primer momento, generó un quiebre y se dio paso al desorden de la producción; era despareja y cada uno comenzó –dentro de un proceso social general- a `evolucionar` y utilizar su creatividad. A partir de 1860, se genera el `punto crítico` de la complejidad y se comienzan a estabilizar las obras de arte realizadas”. Con esta investigación, Dante Chialvo concluyó que “la creatividad se puede medir en obras de arte y se puede medir igual que el proceso de complejidad”.

La conferencia también contó con la participación de Axel Brzostowski, emprendedor de software y científico de datos. Durante su exposición realizó varios juegos interactivos para demostrar que la innovación no es solo para los “genios”, sino que la creatividad y originalidad radica en superar el pensamiento lineal. Utilizando herramientas de creative commons, uno puede generar innovaciones sobre información de acceso público.

Para cerrar las exposiciones, Iván Spollansky –CEO de INECO- ligó la innovación con los nuevos liderazgos. Ubicó a la estructura social contemporánea en lo que se llama entornos “V.U.C.A.”. Esta definición se utiliza para hacer referencias a las conductas volátiles, de incertidumbre, complejas y ambiguas de las personas al interactuar. Frente a esto, Spollansky propuso que los lideres, en este nuevo contexto, tengan la capacidad de organizar; consiguiendo una actuación conjunta y eficaz de los empleados. Asimismo, el CEO de INECO afirmó que “ahora debe haber un liderazgo de habilidades blandas y trabajar horizontalmente, como una pirámide invertida”.

Spollansky también habló sobre la educación, refiriéndose a que esta tiene un modelo estático, pensado para responder a preguntas, “mientras que, en una sociedad “VUCA”, necesitamos una educación que oriente a hacer preguntas y fomentar la creatividad, ya que esto es necesario para pasar de un comportamiento operativo, a uno disruptivo”.